Entrevistamos a Morrison: las zapatillas de moda que triunfan en Internet

por | Abr 19, 2018

¿Por qué emprendemos? A veces porque vemos una oportunidad de mercado, a veces por pura necesidad y a veces como los fundadores de Zapatillas Morrison porque sentimos que tenemos que hacerlo. Porque si no lo hacemos, nos vamos a arrepentir toda la vida de no haberlo intentado. Su aventura desde luego no ha sido fácil. Como no tenían recursos para poner en marcha la empresa y no estaban por la labor de deber dinero, pusieron en marcha un crowdfunding.

Y aunque fue bien, durante más de un año estuvieron compatibilizando sus trabajos con la actividad en la nueva empresa. Una locura que sin embargo, ha merecido la pena. En 2018 se plantean facturar más de un millón de euros y si todo va a bien, tal vez incluso dar el salto al mercado internacional. Esto es lo que nos ha contado Pablo Recuenco, CEO de la empresa.

Small&Smart: ¿Cómo nace Zapatillas Morrison? ¿Qué hacíais antes de lanzaros al mundo del comercio electrónico?

Pablo Recuenco: Los fundadores de Morrison venimos de sectores muy distintos. Álvaro Patón es ingeniero y trabajaba en una consultora de desarrollo de procesos; Álvaro Rodríguez estudió INEF y venía de la parte de gestión comercial; y yo soy periodista.

Aunque los tres trabajábamos y estábamos contentos en nuestros respectivos empleos, siempre hemos tenido dentro la llama del emprendimiento. Queríamos montar algo juntos, tomar nuestras propias decisiones y trabajar para nosotros mismos.

Small&Smart: Y decidís que cómo no tenéis dinero, la forma más “sencilla” de lanzar vuestra firma es a través de un crowdfunding en el que pedís 39 euros a cambio de unas zapatillas. ¿Cómo fue esta experiencia? ¿Qué es lo más difícil a la hora de dar con la tecla en una campaña de crowdfunding?

Pablo Recuenco: Así es. Como la mayoría de los jóvenes, no teníamos muchos recursos económicos para poder embarcarnos en el proyecto, por lo que queríamos financiarnos pero sin tirar de bancos, ni familiares ni amigos. Queríamos ser “independientes”. Por eso, el crowdfunding nos pareció una idea buenísima.

La mayor dificultad fue el gran desconocimiento que la gente tiene del crowdfunding en España. Tuvimos que hacer mucho trabajo previo de comunicación para explicar a nuestros seguidores en qué consistía y cómo podían participar. Muchos se pensaban que era como una tienda on-line, que pagas y a los dos días lo tienes en casa.

Fue más importante todo lo que hicimos antes de empezar la campaña que durante la misma. Por suerte, en sólo 20 días de campaña conseguimos 23.000 euros y duplicamos el objetivo que teníamos. Fue un caso de éxito que nos ha dado mucho impulso.

Small&Smart: Durante un tiempo compatibilizabais vuestro trabajo en Morrison con vuestro trabajo habitual y no sé si alguno de vosotros sigue haciéndolo… ¿Habéis conseguido ya cierta independencia financiera como para poder enfocaros 100% al proyecto?

Pablo Recuenco: Sí, durante el primer año y medio de la empresa compatibilizamos Morrison con nuestros trabajos. Imagínate, trabajábamos de 9 a 19:00, con suerte, y luego quedábamos en algún sitio para seguir trabajando en Morrison hasta la 1 de la madrugada.

Así todos los días durante un año y medio. Llegó un momento que, para optimizar tiempos, nos fuimos a vivir los tres juntos. Así, según salíamos del trabajo, íbamos a casa y seguíamos trabajando.  De esta manera, ahorrábamos sueldos a la empresa y podíamos reinvertir absolutamente todo para seguir creciendo.

En octubre de 2017 y después del gran crecimiento que habíamos tenido el primer año, teníamos que tomar una decisión porque el volumen de trabajo era excesivo y nos veíamos algo cansados, tanto en nuestros trabajos como en Morrison. Era el momento de intentarlo con todas nuestras fuerzas, hacer Morrison grande y vivir la experiencia plenamente. Así dejamos el trabajo los tres a la vez. De ninguna manera queríamos tener la sensación, dentro de unos años, de no haberlo intentado.

Small&Smart: ¿Cómo es el proceso de fabricación de las zapatillas? ¿Quién y cómo se diseñan? ¿Dónde se fabrican? ¿Qué costes tenéis y qué margen os deja cada par que conseguís vender?

Pablo Recuenco: Nuestras zapatillas se fabrican íntegramente en España. La mayor parte del proceso es manual, dada la complejidad de nuestra zapatilla. Tanto nuestro fabricante como los materiales que utilizamos provienen de España.

Las diseñamos nosotros mismos. Es uno de los valores de nuestras zapatillas. Es importante que los tres aportemos al diseño de cada zapatilla porque tenemos formas de vestir diferentes. Si nos gustan a los tres, conseguiremos llegar a mucha más gente.

Small&Smart: De momento vendéis únicamente en Internet. ¿Os planteáis dar el salto al mundo off-line tal y como han hecho marcas como Hawkers o todavía quedan muchos años de 100% Internet?

Pablo Recuenco: Es una opción que sí que contemplamos a medio-largo plazo. Ya hemos acudido a algunos PopUp Store para que la gente nos pueda conocer y probarse las zapatillas y estamos valorando propuestas de tiendas multimarca.

De momento estamos cómodos en el entorno on-line porque nuestro cliente vive en el mundo on-line. En algún momento llegaremos al mundo off-line pero será de una forma especial y cuidadosamente estudiada para mantener los estándares de la marca.

Small&Smart: Tenéis casi 20.000 seguidores en Instagram. ¿Qué importancia tiene esta canal (y otras redes sociales) como canal de venta?

Pablo Recuenco: Las redes sociales son nuestro principal canal de ventas. Es donde nos hemos dado a conocer y lo que nos ha permitido llegar a donde estamos.

Es un canal muy importante porque hoy en día todo el mundo las utiliza y es la imagen de tu marca. Desde el primer momento apostamos por ellas y por tener una imagen muy cuidada. Ahora estamos explorando otras opciones que ofrece el entorno on-line para diversificar y que la gente nos pueda encontrar en otros entornos.

Small&Smart: ¿Qué es lo más difícil de construir una imagen de marca en Internet? ¿Cómo se consigue llegar más allá del público millenial o más conectado con las últimas tendencias?

Pablo Recuenco: Creo que es importante tener una identidad corporativa potente y un relato que enganche. A nuestros seguidores no sólo les gustan nuestras zapatillas, sino que les atrae Morrison y les atrae nuestro faro.

Nos han pedido hacer más productos (camisetas, sudaderas…) para poder llevar nuestro faro. Además se sienten identificados con nuestra historia de emprendimiento y con el valor añadido del “Made in Spain”. Al final, lo importante es que el día de mañana, dé igual que hagas zapatillas, camisetas, gorras o llaveros, sino que la gente quiera llevar tu logo y el nombre de tu marca con ellos.

Small&Smart: Vuestro objetivo para 2018 pasa por ser capaces de facturar más de un millón de euros. ¿Y después qué? ¿Qué grandes hitos tenéis marcados en vuestro roadmap para los próximos meses/años?

Pablo Recuenco: El siguiente paso es hacer crecer la estructura de empresa incorporando talento que nos permita llevar a cabo la expansión internacional.  El año que viene esperamos dar el salto definitivo a la internacionalización de la marca ya que es algo que tenemos entre ceja y ceja desde que elegimos el nombre de la marca

LET'S TALK!

smallandsmart@tpnet.es
91 413 65 49
Calle Emilio Vargas 20, 28043 Madrid
(Entrada por Arturo Soria 99)

Aviso legal
Política de privacidad
Condiciones de uso
Copyright © 2018 SMALL&SMART
Todos los derechos reservados.

Small & Smart News, la mejor información sobre startups  y enprendimiento en tu correo electrónico. 100% gratis. 0% publicidad.

¡Gracias por suscribirte!