TheCircularLab: cómo la tecnología va a revolucionar el mundo del reciclaje

por | Abr 5, 2018

A las afueras de Logroño, agazapado sobre una bucólica colina a la que sólo se llega por una estrecha carretera, nos encontramos con el modernísimo edificio en el que Ecoembes diseña el futuro de reciclaje. “TheCircularLab”, el centro de innovación y desarrollo de la empresa española, se presenta ante el mundo como el primer centro de innovación sobre economía circular creado en Europa.

Puesto en marcha hace menos de un año, el centro se presenta como un punto de encuentro del emprendimiento medioambiental, como “un espacio donde cualquier tipo de emprendedor que venga desde la universidad, así como las startups, las pymes, las empresas consolidadas y los inversores de todo el mundo pueden compartir sus ideas y proyectos”.

Es en TheCircularLab donde conocemos a Zacarías Torbado, director del centro y que nos habla del proyecto con la ilusión del que tiene bajo su responsabilidad la educación de un niño que todavía está dando sus primeros pasos, pero en el que confía que tiene un brillante futuro por delante.

Es en este espacio, situado a pocos kilómetros de las invitantes bodegas de la zona, en el que conocemos de primera mano la visión de Ecoembes en áreas como la Industria 4.0 y su integración con tecnologías punteras como el Big Data, IoT, Inteligencia Artificial o robótica. Y también es en este espacio, en el que charlamos con los emprendedores y los estudiantes universitarios que están ayudando a Ecoembes a convertir esta visión en realidad.

Porque como nos explica Torbado nada más empezar, es aquí, en este pequeño gran campo de pruebas, donde la compañía intenta validar todo tipo de ideas: desde el uso de drones para medir los índices de producción de una planta, a la puesta en marcha de un contenedor conectado capaz de determinar cómo reciclamos los españoles y cómo podemos mejorar.

Un laboratorio este de Ecoembes donde se diseñan los envases del futuro, en el que se decide cómo se puede hacer una recogida de residuos mucho más inteligente y como no podía ser de otra forma, se trabaja para seguir concienciando a la ciudadanía sobre la importancia que tiene su huella ecológica. Un espacio en el que también se falla y se fracasa a diario, en el que se descartan todas esas ideas que parecen fantásticas sobre el papel, pero que tras las primeras pruebas demuestran que sencillamente no acaban de funcionar.

Tecnología para un futuro sostenible

“Si lo piensas bien, tiene todo el sentido del mundo que hayamos escogido La Rioja para instalar este centro. Es una región pequeña, en la que se han llevado a cabo todo tipo de programas piloto. Las pruebas para el primer DNI digital se hicieron aquí por ejemplo. Para nosotros, por su tamaño, por sus índices de reciclaje y porque sólo tiene una planta es una región que nos viene muy bien”

Es lo primero que nos cuenta Jesús Aguirre, especialista en innovación de Ecoembes, quien enseguida pasa a hablarnos entusiasmado de uno de los proyectos estrella del centro: diseñar un robot colaborativo que sea capaz de agilizar el trabajo en la línea de selección de residuos, integrándose en la plantilla como si fuese un trabajador más.

“Si en el inicio de la línea tenemos objetos muy grandes que pueden entorpecer el trabajo del resto de equipos de selección, tenemos un problema. En muchas plantas lo que se hace hasta ahora es colocar a una persona que se encarga de retirar esos residuos. Lo que queremos es automatizar ese proceso. Queremos diseñar un robot que gracias a tecnologías visión e inteligencia artificial, sea capaz de seleccionar esos objetos voluminosos y trabajar junto al operario para retirarlos”.

Jesús Aguirre, especialista en Innovación de Ecoembes

Pero como él mismo nos reconoce es un proyecto ambicioso, que necesita que antes se den otros pasos. Poner en marcha proyectos más modestos, como el desarrollo de un software de gestión de la producción, que permita recabar información sobre lo que está pasando en la línea por ejemplo y que permita que las plantas de la compañía transiten por ese camino que va desde la Industria 1.0 a la mucho más actual Industria 4.0.

La innovación sin embargo no sólo se produce en la planta, sino también en cómo se trabaja con nuevos materiales y se desarrollan envases mucho más sostenibles. Jorge García, otro de los especialistas en innovación del centro, explica que uno de los mayores retos a los que se enfrentan es ser capaces de dar más valor al residuo, una vez que acaba la vida útil del envase. Y aquí, no sólo cuenta el poder trabajar con nuevos polímeros o bioplásticos, sino que hay que tener mucha imaginación. Porque como nos detalla, con una botella que reciclamos, podemos llegar incluso a fabricar ropa. “Ese es uno de los proyectos más interesantes. Lo que hacemos es utilizar etiquetas PET para hacer hilos y a partir de aquí tejidos que acaban por convertirse en prendas textiles”.

A la hora de diseñar estos nuevos envases, en Ecoembes trabajan con líderes de la industria para conseguir ser más sostenibles. “Tienes que tener en cuenta que el 80% del impacto de un envase proviene de la fase de diseño. Por eso es importante diseñarlos teniendo en cuenta criterios medioambientales. ¿Qué hacemos nosotros? Aportar nuestra experiencia en la reciclabilidad de ese envase que se va a diseñar”.

Zavarías Torbado, director de TheCircularLab

En estos momentos España cuenta con una tasa de reciclado del 76%, por encima de la mayoría de los países de la Unión Europea. Pero como recuerda Torbado, es en el área de prevención donde hay más camino por recorrer. “En estos momentos gestionamos 1,3 millones de toneladas de envases domésticos. Reducirlas es clave. Que los envases que se pongan en el mercado sean más reciclables es clave. Y crear una actividad económica alrededor del reciclaje de los envases, que es lo que propugna la UE y la economía circular, es vital”.

Y sin embargo, todo el esfuerzo que se realiza desde TheCircularLab no es posible sin la implicación de los ciudadanos. Ciudadanos que necesitan sentir como suya la importancia que tiene el ser sostenibles, el pasar de un modelo de comprar, usar y tirar a otro de comprar, usar, reciclar y volver a utilizar. “El ciudadano reclama más información. La necesita. Necesita saber qué estamos haciendo, para qué sirve, cómo funciona todo el proceso. Porque a día de hoy, el ciudadano no conoce muy bien qué efecto positivo va a tener su aportación” confiesa el director del centro.

Un futuro emprendedor que pasa por Logroño

En CircularLab los emprendedores juegan un papel muy importante. Y en un escenario de innovación abierta como el que promueve Ecoembes, tienen a su disposición casi todas las herramientas que necesitan para desarrollar sus proyectos. Para Torbado, su valor fundamental pasa por que “son rápidos, tienen una visión de innovación clara y son los mejores colaboradores que tenemos en muchos de nuestros proyectos. Representan un modelo que funciona, que da resultados”.

En este tiempo han pasado por el proyecto 11 startups que han trabajado (y muchas siguen haciéndolo) junto a la empresa española en sus principales líneas de actuación, uniendo fuerzas para que se pueda reciclar más y mejor, reducir el número de envases que se posicionan en el mercado y reutilizar los residuos que siguen llegando a las plantas. Para Ecoembes, TheCircularLab es además una forma de atraer talento al campo de la economía circular. Conocer a los mejores profesionales de su campo e incorporarlos a las líneas estratégicas del centro.

En nuestra visita tenemos la oportunidad de charlar con algunos de ellos. Nos cuentan de qué forma se integran en el sistema de innovación abierta de Ecoembes, qué están aportando para mejorar la forma en la que se recicla en España y a la vez, qué pueden aprender de una gran empresa.

Axel Cardona, fundador de Unnido.com

Unnido: “Los productos que pueden acabar en la basura tienen con nosotros, una segunda oportunidad”

Unnido es un proyecto que nace de un reto: dar respuesta a las necesidades de las personas con discapacidad intelectual, que tienen dificultades para integrarse en el mercado laboral. Para conseguirlo, hace poco más de un año pusieron en marcha un marketplace desde el que unificar la venta de los productos elaborados por asociaciones y ONG’s españolas relacionadas con el mundo de la discapacidad.

En estos momentos a través de la plataforma se venden más de 150 productos diferentes, pero todos tienen la misma seña de identidad: solo se utilizan materiales que son respetuosos con el medio ambiente, productos que puedan ser reciclados o que provengan de iniciativas relacionadas con el comercio justo.

Unnido está abierto a organizaciones del tercer sector de toda España, dándoles la oportunidad de co-crear juntos, colaborar en la venta de productos y no limitar su exposición geográfica. Y Ecoembes juega en el desarrollo de la empresa un papel fundamental. Como nos cuenta Axel Cardona, uno de los fundadores de esta startup colaboran con la compañía “en la búsqueda de materiales y soluciones sostenibles. Nos ofrecen la posibilidad de integrar productos que todo el mundo piensa que son basura y a los que queremos darles una segunda oportunidad”

Carlos Tarragona y Heidi Moreno, fundadores de Dronica Solutions

Dronica Solutions: “Un vuelo de dron basta para mejorar la inspección y el tratamiento de residuos”

Dronica Solutions es una compañía especializada en el análisis de imágenes, tanto satelitales como las que recuperan desde diferentes tipos de sensores. ¿Su factor diferencial? Su capacidad para capturar imágenes aéreas y convertirlas en datos con los que trabajar. Por ejemplo, en el sector de la agricultura de precisión en el que gracias al uso de drones pueden determinar qué tipo de riego o abonado necesita cada una de las parcelas, lo que redunda en una mayor producción y un ahorro de costes para el agricultor.

Ganadores en 2018 del Premio Emprendedor XXI organizado por Caixabank, la compañía colabora con Ecoembes para mejorar la forma en la que se analizan y posteriormente se tratan los residuos que llegan a la planta de reciclado de La Rioja.

Carlos Tarragona, cofundador de la empresa, nos lo explica de la siguiente forma: “Utilizamos nuestras herramientas de análisis de imágenes de cara a mejorar los índices de producción del centro de tratamiento de residuos de La Rioja. Ayudamos en el cálculo de volúmenes y utilizamos sensores multi-espectrales y termográficos para identificar de forma automática los distintos materiales que llegan a la planta, lo que nos permite mejorar a la forma de contabilizarlos”.

De esta forma y gracias a su tecnología, cada vez que uno de sus drones sobrevuela la planta de Ecoembes mejora la inspección de los residuos y los índices de producción aumentan.

Javier Larrea, director de UXER School

UXER School: “Validamos la generación temprana de ideas”

UXER School es un centro de formación diferente. Por un lado esta academia ofrece cursos de diseño y experiencia de usuario a profesionales y empresas. Pero por otra trabajan codo a codo con todo tipo de aceleradoras de startups, a las que aportan su metodología y sus servicios de mentoring para ayudarles precisamente a incubar y acelerar los proyectos que se presentan.

Como nos relata Javier Larrea, director ejecutivo de la compañía, TheCircularLab se ha convertido en un “diamante” para la región, ya que tiene un inmenso potencial para que los emprendedores puedan ponerse en contacto con las miles de empresas con las que Ecoembes trabaja directamente (principalmente las envasadoras), lo cual les puede “abrir todo un mundo” en el que presentar sus proyectos de investigación y desarrollo.

De su labor en el centro riojano, Larrea explica que su labor es “salira buscar problemas reales que puedan existir. Con estos problemas aplicamos una metodología de generación de ideas para después poder validarlas en fases tempranas”. En su opinión después de mucho tiempo en España se está aprendiendo a fallar. “ Desde el colegio nos han enseñado que hay que tener éxito a la primera. Que fallar es malo, que suspender es malo. Toda esa cultura lo que hace es frenar la innovación. Hay que equivocarse, pero equivocarse rápido y barato. No veo un fracaso en la falta de éxito de las startups, siempre que hayan aprendido cosas que puedan incorporar a otros proyectos”.

David Benito y Jorge Calapuig

La aventura de crear un contenedor conectado

Y sí, los emprendedores tienen mucho que decir en TheCircularLab. Pero no son los únicos. Estudiantes universitarios, centros de investigación y empresas locales tienen en el centro de innovación de Ecoembes un referente desde el que poner en marcha todo tipo de proyectos que esperan ser validados en un futuro.

Una de las iniciativas más interesantes que descubrimos en este centro riojano son los workshops que, con una duración de seis meses, animan a los estudiantes de la región a colaborar en el diseño de un proyecto de I+D. En uno de estos workshops tenemos la oportunidad de charlar con David Benito y Jorge Calapuig, dos de los integrantes del equipo que tiene la misión de diseñar el contenedor de envases del futuro o lo que es lo mismo, el contenedor conectado.

“El objetivo es poder medir más cosas en todo el proceso de separación de residuos, fomentar el reciclaje y que a la vez, haya una mayor interacción con el ciudadano” nos cuentan. A través de la implantación de dispositivos IoT, el objetivo final del proyecto es sentar las bases de un modelo de negocio que apueste por el pago por generación de residuos. Es decir, ser capaces de identificar cómo se recicla, qué zonas reciclan mejor y qué otras lo hacen peor, cómo se definen y optimizan las rutas de recogido de residuos, etc.»

Para conseguirlo, el equipo está empezando a trabajar con sensores capaces de detectar por ejemplo si un contenedor contiene residuos que no le corresponden, que volumen y qué peso tienen los residuos que se almacenan en cada contenedor, cómo es la rutina de reciclado de un barrio determinado, y en consecuencia, de qué forma puede establecerse una política de pago por generación de residuos.

Como ambos reconocen, el proyecto está dando en estos momentos sus primeros pasos y es pronto aventurar cuál será la forma final de ese contenedor inteligente que promete cambiar para siempre la forma en la que reciclamos. Pero también tienen claro que el futuro pasa por aquí y que conceptos como Big Data, IoT o Blockchain están no ya en el futuro, sino en el presente del mundo del reciclaje.

Nos despedimos de TheCircularLab con la sensación de que en el mundo del reciclaje y de la economía circular, aunque hay muchas cosas que pueden mejorar, estamos empezando a dar los primeros pasos de gigante. Que en pocos años, los “tradicionales” contenedores van a ser completamente irreconocibles para alguien que como yo, haya nacido en la década de los 80 y con la esperanza de que la preocupación por el medio ambiente y la sostenibilidad sea cosa de todos.

LET'S TALK!

smallandsmart@tpnet.es
91 413 65 49
Calle Emilio Vargas 20, 28043 Madrid
(Entrada por Arturo Soria 99)

Aviso legal
Política de privacidad
Condiciones de uso
Copyright © 2018 SMALL&SMART
Todos los derechos reservados.

Small & Smart News, la mejor información sobre startups  y enprendimiento en tu correo electrónico. 100% gratis. 0% publicidad.

¡Gracias por suscribirte!